Golf

golf

Miriam Mabel Martínez.

El golf es un deporte intelectual, al menos eso dice Oscar, por eso he decido practicarlo, supongo que aquí en la sierra, donde me he escondido por algunos años, el reto será mayor. ¿Cómo diseñaremos el campo? Al igual que imaginábamos la música de tango cuando Víctor se empeñó en enseñarme a bailar. ¡Pobre Víctor!, la última vez que lo vimos fue un noviembre, llevaba su uniforme puesto, pero nadie, ni siquiera un yankee podrá descifrar a qué ejercito pertenece.

Lo cierto es que bailar con Víctor era una delicia. Luego pasamos al Foxtrot, Juliette fue la maestra dice que aprendió a bailar en la Quebec, “mi papá era un gran bailarín”. A veces pienso miente, pero quién aquí no miente. No tenemos historia propia así que todo es un eco de una historia ajena y algunas veces son prolongaciones del sueño. Como el que tuve anoche soñé que estaba en la India, me acompañaba un hombre llamado.

Romeo, quien me condujo a un hotel. Hacia mucho calor, tanto que mi vista se evaporaba, no recuerdo el entorno, pero sí los sonidos, así que reconstruí el paisaje a partir de los sonidos. Mi acompañante me pidió un whiskey, el cual me supo tan refrescante como si hubiera comido un kilo de lima, y este sabor terminó de trazar mi alrededor. Mi paisaje era ácido y dulce, estridente, ruidoso, acogedor, plácido como bailar, “intele tual como el golf”, Oscar me susurró al oído, pero él no estabaahí, en India ni en mi sueño, sólo estaba Mike, no soñaba con él hacía muchos años, pensé que ya me había abandonado, desde la ocasión en que lo vi a través de los rayos X, supongo que sintió vergüenza y desapareció, pero estoy contenta de su regreso. Sé que viene por mí, con Charlie fue igual: simplemente apareció en un sueño y luego en otro, pero yo estoy preparada para ir al delta del río para integrarme a la hora zulu.

No me resistiré, es mi destino al igual que el del Oscar, ya llegará su tiempo, por el momento él sueña que juega golf y yo que estoy en India. Mike me llama por mi nombre: Alpha, entonces recuerdo que debo despertar. Escucho a Oscar gritar ¡bravo!, dice que hice un hoyo en uno. Sí el golf es un ejercicio intelectual.

Bio ~ Miriam Mabel Martínez.

Miriam Mabel Martínez was born in Mexico City in 1971. She has a B.A. in Journalism from the Escuela de Periodismo Carlos Septién García in Mexico City, and a postgraduate diploma in Creative Writing from the Escuela de Escritores de la Sociedad General de Escritores Mexicanos in Mexico City. She is currently completing her thesis for an M.A. in Spanish Literature at the Universidad Nacional Autónoma de México. Her articles have appeared in several Mexican magazines and newspapers and her books include: Cómo destruir Nueva York (DGP, 2005); Silvestre Revueltas: el paisajista de la música (SM Editores, 2007); La amazona del Gol (Editorial Progreso, 2011); and Crónicas miopes de la Ciudad de México (Editorial Ink, 2013). She was selected Young Creator of the National Funds for the Culture and Arts (1999-2000) and twice received grants from the Mexican Writers’ Center (1996-1997 and 1998-1999). Her artist residencies include the Vermont Studio Center (2001), the NYC Writers Room (2002), and an artist exchange residency in Denmark (2011).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *